Brexit

The Brexit Banker Exodus Gains Momentum

Jue, 04/27/2017 - 13:38 -- jzaldivar

Antes de que comience el Brexit, el éxodo ha comenzado para los grandes bancos europeos. Se desconoce el destino de 9000 empleos que proporcionan Deutsche Bank y JP Morgan. En tanto que el Banco UBS, Goldman Sachs y Morgan Stanley planean movilizar 2500 trabajadores a Frankfurt. HSBC movería 1000 empleos a la capital de Francia y Barclays podría desplazar 150 empleos a Dublín.

Pero no solo está en juego el empleo de miles de trabajadores sino además la pérdida del valor de las actividades financieras en la economía londinense. Se estima que las finanzas representan 190.000 millones de libras equivalentes al 12% de la actividad económica de Londres.

Palabras clave: 

Britain Heading Towards a ‘Hard’ Brexit

Jue, 01/19/2017 - 14:43 -- anegrete

Después de meses de especulación, la primera ministra británica, Theresa May, finalmente reveló los planes para la ruptura limpia de Gran Bretaña con la Unión Europea (Brexit). En un discurso muy esperado por los diplomáticos europeos en Londres, el pasado martes May esbozó la estrategia de su gobierno para el Brexit, confirmó que Gran Bretaña quiere un quiere una ruptura completa del mercado único de la UE.

Expresó que su gobierno seguirá un "nuevo, comprensivo, audaz y ambicioso" acuerdo de libre comercio con la UE. Optará por una estrategia "dura" de Brexit. Señaló 12 objetivos claves para las negociaciones que en conjunto buscan "un gran objetivo: una nueva asociación positiva y constructiva entre Gran Bretaña y la Unión Europea”.

Es poco probable que los líderes europeos aprueben un acuerdo comercial más favorable con el Reino Unido, ya que alentaría a otros Estados miembros a buscar un acuerdo similar en el futuro. Sin embargo, es demasiado pronto para juzgar si las declaraciones de May son puramente una amenaza de negociación para el bloque europeo o algo diferente.

Palabras clave: 

Brexit: los principales bancos establecidos abandonan Reino Unido a principios del año próximo.

Vie, 10/28/2016 - 13:19 -- jzaldivar

El sistema financiero que conformaron los países europeos se está fraccionando tras la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea.

La gran banca de Gran Bretaña se prepara para salir del Reino Unido a principios de 2017. Mientras que la pequeña banca prevé salir antes de diciembre, hay que resaltar que los bancos buscan la salida por los temores sobre las negociaciones del Brexit.

Opositores al Brexit arremeten que el costo por salir de la Unión Europea le saldrá caro a Reino Unido. Y la preocupación se cierne ante un Brexit duro que implicaría que el Reino Unido deje tanto el mercado único como la unión aduanera, por lo que se presume la introducción de restricciones arancelarias y no arancelarias a las importaciones y exportaciones británicas.

2016 quedará en la historia como el peor año que vive Europa y las secuelas tras el Brexit apenas comienzan.

Theresa May apuesta por un Brexit "duro"

Vie, 10/14/2016 - 11:21 -- resqueda

Al igual que el ex primer ministro, David Cameron, Theresa May, está guiando el partido conservador en una apuesta política y económica imprudente por la cuestión de la pertenencia a la Unión Europea. La primer ministra hace una apuesta a un Brexit "duro", esto representa una serie de dificultades que se mostraran en mayo del próximo año, lo que se busca es dar prioridad a la soberanía política para controlar la inmigración.

La insistencia en el derecho soberano del Reino Unido para regular la migración y poner fin a la jurisdicción de la ley de la UE y del Tribunal de Justicia Europeo en Gran Bretaña son decisiones políticas perfectamente legítimas. "Los derechos de pasaporte" de las empresas de servicios financieros con sede en la ciudad de Londres para realizar negocios en toda la UE que también terminaran. La postura de May indicó que el Reino Unido tiene la intención de abandonar la Unión Europea de Aduanas, así, ya que sería necesario que el gobierno realice nuevos acuerdos comerciales con otros países. Irónicamente, la reducción de la libra británica, como símbolo de la soberanía, puede proporcionar suficientes beneficios económicos a corto plazo, el aumento de las exportaciones y de turistas en los próximos meses.

Pero la inflación interna aumentará, esto por el aumento de los precios de las importaciones del Reino Unido (que representan el 30 por ciento del PIB), los efectos se reflejaran en el nivel de vida que empezará a disminuir, el crecimiento real disminuiría, los ingresos del gobierno se reducirán, y las opciones de política monetaria de Inglaterra se estrecharán. Pero para entonces es probable que sea demasiado tarde para cambiar el rumbo de las negociaciones con la UE.

Palabras clave: 

La era del votante enojado está sobre nosotros

Vie, 09/09/2016 - 12:37 -- resqueda

El sistema político está en problemas, muchos están respondiendo con desprecio de la élite y con la radicalización. Esto proporciona una gran oportunidad para los movimientos que, en el pasado, nunca habrían tenido una oportunidad de tener influencia en la política, ahora los estamos viendo en las elecciones y referendos.

En Francia, la pérdida de confianza entre el pueblo y sus líderes políticos nunca ha sido tan grande como lo es hoy, la sociedad los ha dejado atrás, además de la crisis económica también se enfrenta a una crisis de identidad, no sólo en Francia, también en la Unión Europea, en Gran Bretaña, muchas personas son incapaces de ver cómo el país puede encontrar su camino de regreso a su grandeza perdida.

En última instancia, la radicalización de muchas personas es la respuesta a una sensación de que la política ya no ofrece respuestas a las cuestiones más apremiantes. La situación se ve agravada en muchos países de Europa por la impresión de que apenas existen diferencias ideológicas entre los partidos políticos establecidos más y que representan las mismas ideas

Es la izquierda que ha sufrido el más bajo esta radicalización en el mundo occidental, se está discutiendo sobre la mejor manera de reaccionar frente a la globalización. Es posible que la era del votante enfadado acabe de comenzar.

Palabras clave: 

La izquierda abdica.

Lun, 08/15/2016 - 12:03 -- resqueda

A medida que el mundo se recupera del Brexit, esto está llevando a que economistas y políticos a evaluar la fragilidad política de la forma actual de la globalización. La revuelta popular que parece estar en marcha es tomar diversas formas: la reafirmación de las identidades locales y nacionales, la demanda de un mayor control democrático y la rendición de cuentas, rechazo a los partidos políticos de centro, y la desconfianza de las élites y expertos. Esta reacción era previsible.

Si bien, la globalización acentúa las divisiones de clase entre los que tienen las habilidades y recursos para aprovechar los mercados globales y los que no lo hacen, en contraste con las divisiones de identidad basadas en la raza, etnia o religión, esto ha fortalecido tradicionalmente la izquierda política. Así que ¿por qué la izquierda sido incapaz de montar un desafío político importante a la globalización?

Una respuesta es que la inmigración ha eclipsado los “choques” de la globalización. Los flujos masivos de migrantes y refugiados de los países pobres de muy diferentes tradiciones culturales agrava las divisiones de identidad que los políticos de extrema derecha están excepcionalmente aprovechando.

En América Latina existe un contraste revelador. Estos países experimentaron la globalización sobre todo como el comercio y la inversión extranjera, en lugar de como una descarga de inmigración. La globalización se convirtió en sinónimo de las denominadas políticas del Consenso de Washington y la apertura financiera. Pero la experiencia en América Latina y el sur de Europa revela tal vez una mayor debilidad de la izquierda: la ausencia de un programa claro para remodelar el capitalismo y la globalización para el siglo XXI. La izquierda no ha logrado llegar a ideas que son económicamente viables y políticamente populares, más allá de las políticas de mejoramiento, tales como transferencias de ingresos.

Los economistas y tecnócratas de la izquierda tienen en gran parte la culpa. En vez de contribuir a un programa de políticas de mejoramiento, abdicaron con demasiada facilidad al fundamentalismo de mercado. Peor aún, ellos llevaron el movimiento hiper-globalización en los momentos cruciales.

La buena noticia es que el vacío intelectual de la izquierda se está llenando, y ya no hay ninguna razón para creer en la tiranía de "no hay alternativas." Los políticos de la izquierda tienen cada vez menos razón para no recurrir a la "respetable" academia. En ausencia de una respuesta tal vez más, el campo deberá dejarse abierta para que los populistas y los grupos de extrema derecha, que dirigirán el mundo - como siempre - a la división más profunda y de mayor conflicto.

Autor: 

Nada normal en esta "normalización"

Jue, 08/04/2016 - 10:37 -- resqueda

La reunión en julio de la Reserva Federal de Estados Unidos es la quinta reunión consecutiva en la que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) se ha negado a elevar la tasa de fondos federales. Cuando las tasas se escalaron en diciembre pasado, la FED previno cuatro aumentos de las tasas adicionales este año como parte de un proceso de la llamada "normalización" de las tasas de interés después de una larga estancia en cero. Se entiende por la normalización cuando la tasa de interés de política finalmente regresa a un nivel consistente con el máximo empleo y la estabilidad de precios a largo plazo.

La FED explicó que era necesario un endurecimiento de la política monetaria para evitar el riesgo de recalentamiento de la economía que más tarde podría forzar aumentos de las tasas más abruptos., estos movimientos podrían conllevar una mayor turbulencia financiera y aumentar el riesgo de recesión. La FED ahora parece dispuesta a correr ese riesgo, esto porque la FED es demasiado optimista acerca de la fuerza subyacente de la economía a finales del año pasado.

Por otra parte, la inflación se mantiene dócil, sin embargo, la evidencia de los últimos años sugiere que la pendiente es muy superficial; la inflación no parece ser muy sensible a la actividad. Por lo que el riesgo de una rápida inflación al alza parece limitado. Otra razón para una mayor cautela de la FED es la incertidumbre acerca de cómo las tasas de ahora tendrán que subir con el fin de volver a la "normalidad".

El gasto de inversión en los Estados Unidos (y otras economías avanzadas) se ha mantenido mucho más débil que puede ser explicado por los fundamentos habituales de la economía de la mayor parte de esta expansión. Al menos es probable que una parte de esa debilidad debido a una sucesión de acontecimientos económicos y geopolíticos globales que han nublado las perspectivas de negocio y la incertidumbre elevada. En este punto, la decisión del Reino Unido a separarse de Europa, o Brexit, pero el Brexit, ha puesto un solo ladrillo en una pared ya elevado de preocupación. Para la Fed, la magnitud del efecto es desconocido, pero la señal es clara.

El silencio tras el Brexit

Lun, 07/25/2016 - 14:20 -- resqueda

Los medios de comunicación norteamericanos han dado al voto británico contra la permanencia en la UE una cobertura cual si se tratara de populismo “trumpista”, un inarticulado sufragio derechista nacido de la ignorancia de quienes han sido dejados atrás por la política neoliberal de crecimiento económico. Lo que queda fuera de esa narrativa es que hay una buena razón para oponerse a la pertenencia a la UE. La capta bien la consigna de Nigel Farage: “Recuperemos el control”.

La cuestión es: ¿a quién hay que arrebatarle el control para recuperarlo? No sólo a los “burócratas”, sino también a las normas pro-bancos y anti-trabajo incorporadas en los tratados de Lisboa y de Masstricht que configuran la Eurozona.

El problema real no es sólo que los burócratas hagan las leyes, sino la clase de leyes que hacen: austeridad pro-banca y anti-trabajo. A los gobiernos nacionales se les ha arrebatado la política fiscal y de gasto público para dejarla en manos de las entidades bancarias. Lo que solía ser la izquierda socialista se ha mantenido en silencio ante el hecho de que hay muy buenas razones para que la gente diga que este no es el tipo de Europa de la que quieren formar parte. Se está convirtiendo en zona yerma. Y no puede ser “democratizada”, a menos que se cambien los tratados de Lisboa y de Maastricht en los que se funda y a menos que se elimine la oposición de Alemania a un gasto público que sería la única posibilidad de recuperación para España, Italia, Portugal o Grecia.

Palabras clave: 

Entrevista a Gianni Vattimo: “Europa, como se decía sobre el Estado burgués, ‘se abate, no se cambia’”

Lun, 07/25/2016 - 10:44 -- resqueda

Gianni Vattimo (Turín, 1936) es de esos filósofos cuya voz se atiende más allá de la propia Academia. Un italiano de influencia global que ha tratado sobre la modernidad y la postmodernidad, el “pensamiento débil”, el fin de la historia o el surgimiento de una sociedad compleja donde lo “nuevo” ya no es igual a “mejor”.

¿qué significa para usted el Brexit? Yo, como antiguo diputado europeo, tengo una idea bastante negativa de la UE. Me parece que, sobre todo en los últimos años, se ha convertido en una entidad de control económico sobre los Estados. Es decir, por decirlo de forma bruta: es una agencia de transmisión de las órdenes de las marcas internacionales a los Estados nacionales. Por ejemplo en el fiscal compact, en esta idea de los límites al presupuesto y al gasto de los Estados. Es una cosa absolutamente antidemocrática. Los estados-nacionales son aún la sede de la democracia. Cuando voto, voto por un gobierno italiano, pero si este gobierno debe recibir órdenes de Europa… Está el Parlamento europeo, pero todos sabemos lo poco que cuenta en este momento. El Brexit es un golpe que yo espero sirva para revisar y repensar Europa. No digo que Europa acabe, pero debe reformarse profundamente, sino acabará mal.

¿Qué medidas debería tomar la actual UE, la eurozona o el ente que considere más oportuno para que el proyecto europeo siga vivo? Antes que nada, cambiar los mecanismos del poder en Europa, que no es sólo una cuestión de sus instituciones sino que es una cuestión de política. Institucionalmente Europa está hecha así: el Parlamento cuenta menos que el Consejo y menos que los acuerdos entre gobiernos.

Palabras clave: 

Entrevista a Jürgen Habermas sobre el BREXIT y la Unión Europea.

Sáb, 07/23/2016 - 18:08 -- resqueda

Señor Habermas, ¿pensó alguna vez que el Brexit sería posible? ¿Qué sintió cuando se enteró de que la ‘salida’ había logrado la victoria?

Nunca habría imaginado que el populismo ganaría al capitalismo en su país de origen. Dada la importancia vital del sector bancario para el Reino Unido, el poder de los medios y el peso político de la City (ciudad financiera de Londres), era poco probable que las cuestiones de identidad prevalecieran sobre los intereses.

¿Pero no se basa el deseo británico de abandonar la UE en razones domésticas? ¿O es el síntoma de una crisis en la UE?

Ambas cosas. Los británicos tienen detrás una historia diferente a la del continente. La conciencia política de ser una gran potencia, dos veces victoriosa en el siglo XX, pero en declive a nivel global, vacila a la hora de adaptarse a esa situación cambiante. Con ese sentido nacional de sí misma, Gran Bretaña se colocó en una situación incómoda después de unirse a la CEE por motivos puramente económicos en 1973. Las élites políticas, de Thatcher a Cameron pasando por Blair, nunca tuvieron intención de abandonar su mirada distante hacia la Europa continental. Esa fue la perspectiva de Churchill cuando, en su famoso discurso de Zurich de 1946, dibujó al imperio (británico) en el papel de padrino benévolo de una Europa unida –pero sin ser realmente parte de ella. La política británica en Bruselas ha sido siempre un enfrentamiento inspirado en la máxima: "Queremos nuestra parte del pastel, y además nos lo comemos".

Palabras clave: 

Páginas

Suscribirse a RSS - Brexit