Fecha: Sábado, Marzo 28, 2020 - 15:15
Autor:

El gobierno de EEUU debe eliminar de inmediato las sanciones económicas contra Irán, Cuba, Venezuela y otros países para evitar muertes innecesarias y una propagación más amplia de la pandemia.

Las sanciones causan decenas de miles de muertes innecesarias, el número de víctimas mortales durante la nueva pandemia de coronavirus empeorará en países donde las importaciones de medicamentos y equipamiento médico, y el mantenimiento del agua, el saneamiento y la infraestructura de atención médica estén restringidos debido al impacto de las sanciones estadounidenses.

La administración Trump utiliza las sanciones para presionar a esos gobiernos , pero estas restricciones hacen que sea más difícil para las autoridades de salud controlar la propagación de la enfermedad dentro de sus países y hacia afuera.

Fuente:
Fecha: Viernes, Marzo 27, 2020 - 14:05

El COVID19 ha lanzado a los mercados de valores de todo el mundo a la caída libre y ha paralizado el comercio mundial, pero la calamidad económica que ha desatado fue una crónica anunciada. El virus no es más que la chispa que encendió el fuego de una economía global que nunca se recuperó del colapso financiero de 2008 y que desde entonces ha estado tambaleándose al borde de una nueva crisis.

Las causas estructurales subyacentes de la debacle de 2008, lejos de haberse resuelto, se han agravado constantemente. La especulación financiera frenética, la deuda insostenible, el saqueo de las finanzas públicas, un sector tecnológico sobreinflado y la acumulación militarizada organizada por el Estado han mantenido a la economía mundial en un estado de estancamiento crónico.

La crisis desencadenada por la pandemia dejará a su paso más desigualdad, más tensión política, más militarismo y más autoritarismo. La pandemia pasará, pero la crisis del capitalismo global está aquí para quedarse.

Páginas

Análisis del OBELA         /          ( english version )

¿Socialismo en Estados Unidos?

Resumen:

Después del rescate de emergencia del sistema hipotecario (Fannie Mae, Freddy e Indy Mac) el longevo ex presidente de la Reserva Federal (por 18 años, hasta el 2006) Alan Greenspan vaticinó hace ya tres semanas que más bancos terminarían siendo rescatados de la quiebra, antes de que la crisis crediticia termine (F. Times del 4 de agosto del 2008).

Pero no sólo Greenspan prevé que las autoridades de los EEUU deberán nuevamente intervenir a instituciones para salvarlas de la insolvencia por sus depreciados patrimonios y sus negros estimados de ganancias.

Por ello, los bancos y, desde la venta de emergencia del Bear Stearns en marzo 08, también los bancos de inversión, acuden a las ventanillas de emergencia que ofertan los mayores bancos centrales, precisamente para evitar una crisis sistémica. En el caso de Bear, la Reserva Federal(FED) y el Tesoro actuaron con tal celeridad porque se enteraron que dicho banco iba a aplicar a uno de los Capítulos de quiebras, el Capitulo 11 y al hacerlo, admitir legalmente su insolvencia.

¿Recesión-Deflación en el Centro?-Aceleradores y Efectos de la Crisis, Hasta ahora, Una mirada desde el Sur

Resumen:

Hemos entrado a la segunda mitad del año y la volatilidad internacional se ha incrementado con la abrupta subida del precio de los alimentos y combustibles, creando un ambiente de incertidumbre a nivel global. Tanta incertidumbre, anima desde siempre nuestra curiosidad por tratar de explicar el fenómeno desde una perspectiva global y conocer qué distintos escenarios de inserción se abren a nuestros países, durante y después de la crisis.

 

La laxa política monetaria y regulatoria de las últimas dos décadas creó una arquitectura financiera muy compleja de mecanismos (intra e inter paises) de transmisión de crisis que vinculan mercados, inversionistas y regiones.

Ligan también a la banca tradicional y las oscuras operaciones de la banca de inversión "en la sombra", como la bautizara el NYT hace poco con motivo del "remate de emergencia" del Bear Stearns. En abril del 2008 - tardíamente- el FMI alertó del peligro de la extensión de esta crisis hipotecaria (en EEUU) a otros mercados (en primer lugar de bonos hipotecarios).[1]. Advirtió también de sus "profundos efectos de retroalimentación macroeconómica".

 

Páginas