Fecha: Miércoles, Febrero 20, 2019 - 16:51
Autor:

Después de la última ronda de negociaciones comerciales en Beijing, China y Estados Unidos han señalado progreso hacia un acuerdo. Los presidentes Donald Trump y Xi Jinping, concordaron en que se había logrado un avance.

Los comentarios de ambos líderes interesan no solo a los intereses de los dos países sino también a la comunidad mundial. Como las economías más grandes del mundo, China y los EE. UU. Tienen la obligación de no arrojar a la economía global a la incertidumbre.

Sin embargo, Estados Unidos exige que China deje de subvencionar empresas de propiedad estatal, ya que estos violan los principios de libre comercio y distorsionan las relaciones comerciales. Esta insistencia, aunque legítima en muchos aspectos, podría descarrilar un acuerdo.

Fuente:
Fecha: Martes, Febrero 19, 2019 - 15:12

La humanidad ahora enfrenta un gran desafío, ya que se espera que el calentamiento global frustre la producción de alimentos suficientes a medida que la población mundial aumenta a 9.7 mil millones para 2050.

En África del Sur, México, India y el Medio Oeste de los Estados Unidos, Wise concluye que el problema es esencialmente de poder. Muestra cómo los poderosos intereses comerciales influyen en las políticas agrícolas y alimentarias del gobierno para favorecer a las grandes fincas.

En el futuro, será importante garantizar suministros de alimentos asequibles, saludables y nutritivos para todos, teniendo en cuenta no solo la seguridad de los alimentos y el agua, sino también las diversas amenazas de contaminación.

Fuente:

Páginas

La guerra comercial EEUU-China y la batalla por la Red 5G

Resumen:

En diciembre de 2018, en el marco del G20 en Buenos Aires, EEUU y China acordaron una tregua de 90 días a las agresiones arancelarias a la mayor guerra comercial de la historia que libraban desde abril de ese año.

Con la tregua se iniciaron rondas de negociación para un acuerdo comercial. La fecha límite es el 1 de marzo. Si a la fecha no se ha llegado a ningún acuerdo comercial, EEUU procederá a elevar del 10% al 25% por ciento los aranceles sobre importaciones chinas.

Las exigencias estadounidenses son aumentar las importaciones de China de productos estadounidenses; aumentar la protección a la propiedad intelectual; poner restricciones a China en la inversión en tecnología; fortalecer la regulación en la transferencia de tecnología; atender la protección y regulación cibernética. Todo lo cual parece poco probable de cumplirse.

La nueva lógica de los bancos demasiado grandes para quebrar

Resumen:

A 10 años de la crisis financiera de 2008, la insuficiencia regulatoria tanto del sistema financiero nacional en EEUU, como del sistema financiero internacional, no se ha corregido. Al contrario, se continúa facilitando que los bancos obtengan ganancias a través de actividades fraudulentas que son multadas pero no criminalizadas.

La búsqueda de ganancias y la compensación por las pérdidas resultado de la crisis del 2008 son lo que motiva a los bancos a operar violentando las leyes y regulaciones existentes.

La interrogante es: ¿es esta forma de operar rompiendo la ley y pagando multas lo nuevo normal? y ¿saben los bancos demasiado grandes para que son demasiado grandes como para que les pase algo en los tiempos en que el Estado no puede intervenirlos?

Páginas