Balances económicos de América Latina y el Caribe

El Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe es un documento anual de la División de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Analiza el desempeño económico de la región durante el año en curso, el contexto internacional, las políticas macroeconómicas que los países han implementado y entrega perspectivas para los meses siguientes, según datos proporcionados por los bancos centrales y las oficinas de estadísticas nacionales de los países de la región.

 

Balance económico de América Latina y el Caribe 2017

Autor: 
Cuerpo: 

En 2017, América Latina y el Caribe enfrentó un contexto externo favorable en el ámbito real y financiero. Después de dos años de contracción del PIB regional, el crecimiento económico fue positivo en 2017 (1,3%), como resultado de la mejora de la demanda interna y del crecimiento de las exportaciones.

Un factor relevante para las economías de América Latina y el Caribe fue la dinámica de los precios de las materias primas que tras caer 4% en 2016 se espera, resulten un 13% más altos. Así mismo, en la esfera financiera, América Latina y el Caribe se beneficia de bajas tasas de interés internacionales, de una menor volatilidad financiera y de un descenso en la percepción de riesgo.

Se estima que, en promedio, la tasa de desempleo urbano de América Latina y el Caribe aumentará a 9,4% en 2017; mientras que, los salarios reales del empleo formal evolucionarán de manera positiva, en torno a una mediana del 2%. Por otro lado, la consolidación fiscal en la región ha marcado el ritmo de la política fiscal y la inflación continúa siendo el espacio del que disponen las autoridades monetarias para estimular la demanda agregada interna.

Para el 2018, se estima que la tasa de crecimiento del PIB de América Latina y el Caribe será 2,2%. El resultado regional se explicará, en parte, por el mayor dinamismo que presentará el crecimiento económico del Brasil (2,0%).

descargar aquí

 

Portada: 
Tema de investigación: 
Informes y estadísticas

Balance económico de América Latina y el Caribe 2016

Autor: 
Cuerpo: 

En el 2016, el PIB de América Latina y el Caribe disminuyó 1.1%, principalemnte por la reducción del crecimiento de las economías de América del Sur. Por su parte, las economías de Centroamérica mantienen un ritmo de crecimiento importante, aunque muestran una desaceleración respecto a 2015 de 4.7% a 3.6% en 2016.

La demanda en el mercado interno disminuyó 2% y esta produjo la reducción de las importaciones en torno al 3%, el débil desempeño económico de la región obedece a una fuerte caída de la inversión y del consumo. Mientas que en el sector externo, la caída de los términos de intercambio fue menor que en 2015, no obstante, el déficit de la cuenta corriente alcanzó 2.2% del PIB regional.

En el conjunto de América Latina y el Caribe, el mercado laboral se caracterizó por un significativo deterioro de la cantidad y calidad del empleo. Por otro lado, durante el 2016 el déficit fiscal promedio se mantuvo estable, reflejo de un ajuste del gasto público y las políticas monetaria y cambiara han estado condicionadas por la inflación, incertidumbre y volatilidad de los mercados financieros internacionales.

Para el 2017, se espera que el crecimiento económico de América Latina y el Caribe sea en promedio 1.3%, con lo que se pondría fin a la contracción que caracterizó el periodo 2015-2016.

Descarga aquí

Portada: 
Tema de investigación: 
Informes y estadísticas

Balance económico de América Latina y el Caribe 2015

Autor: 
Cuerpo: 

La economía mundial continúa mostrando bajos ritmos de crecimiento, en el 2015 creció 2.4%, levemente inferior al registrado en 2014 (2,6%). La dinámica estuvo marcada por una desaceleración de las economías emergentes, en particular de China (creció 6,8%) y una contracción de las economías de América Latina y el Caribe de 0,4% (como consecuencia del menor dinamismo exhibido por las economías de América del Sur).

En términos regionales, en 2015 la demanda interna disminuyó 0,7%, marcada por una contracción del consumo privado (-0,3%), de la formación bruta de capital fijo (-4,2%) y un bajo aumento del consumo público (0,7%). Esta falta de dinamismos en el mercado interno se reflejó en una caída de las importaciones reales de bienes y servicios (-1,1%), mientras que las exportaciones anotaron un alza del 2,5%.

Durante el 2015 el desempeño laboral ha sido heterogéneo en la región, no obstante, se produjo un incremento del desempleo abierto y el subempleo por horas como resultado de la mayor entrada de personas al mercado de trabajo y una baja demanda laboral. En cuanto a la inflación, la región alcanzó un nivel similar al observado en 2014 (6,6% enero-octubre), mostrando patrones bien diferenciados entre las economías del norte y del sur.

Por su parte, por primera vez desde 2009 todos los países de América Latina presentan déficit fiscales, la deuda pública aumento levemente, el gasto fiscal cayó y los ingresos fiscales registraron un leve deterioro. Por último, se espera que la región enfrente diversos escenarios y riesgos de la economía mundial, que sin duda condicionarán el desenvolvimiento de la actividad económica en el 2016.

Descargar aquí
Portada: 
Tema de investigación: 
Informes y estadísticas

Balance económico de América Latina y el Caribe 2014

Autor: 
Cuerpo: 

En 2014, el crecimiento de la economía mundial (2.4%) ha presentado una leve recuperación, con un desempeño heterogéneo de los países desarrollados y desaceleración de las economías emergentes. En este contexto, la demanda agregada de los países de América Latina y el Caribe se ha debilitado y el PIB creció tan solo 1.1%, la tasa más baja registrada desde 2009. Este comportamiento obedece a una contracción de algunas de las mayores economías de la región.

En términos dinámicos, la formación bruta de capital fijo en la región se contrajo a una tasa cercana al 3%, que se tradujo en una diminución de la inversión y el consumo se desaceleró, especialmente el privado. El bajo crecimiento económico redundó significativamente en una débil generación de empleo, que se expresó en una caída de la tasa de ocupación urbana de 0,4 % más allá de lo esperado. Por su parte, la inflación promedio acumulada en 12 meses a octubre de 2014 fue de un 9,4%2, frente a un 7,6% registrado en diciembre de 2013.

El déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos de la región llegó a un 2,3% del PIB en el 2014 (frente a un 2,6% del PIB en el 2013), el valor de las exportaciones de bienes y servicios de la región en su conjunto se estancó (-0,1%) y por la reducción de la demanda interna, el consumo y la inversión los volúmenes importados también disminuyeron.

De acuerdo con las proyecciones de las cuentas fiscales de América Latina, existe un pequeño deterioro del resultado fiscal en 2014, no obstante se logró mantener el gasto, la inversión pública y frenar la deuda pública. Finalmente, se espera que la economía de la región crezca a un ritmo promedio de 2,2% para el 2015.

Descargar aquí
Portada: 
Tema de investigación: 
Informes y estadísticas

Balance económico de América Latina y el Caribe 2013

Autor: 
Cuerpo: 

América Latina y el Caribe experimentaron su tercer año consecutivo de desaceleración del crecimiento (2.5%). En el 2013, las dos mayores economías de la  región, México y Brasil, mantuvieron tasas bajas de crecimiento (1.1% y 2.3%); Argentina, Bolivia y Colombia crecieron 3.3%, 6.8%, 4.3% respectivamente; Paraguay y Panamá anotaron las mayores expansiones, a la vez que Dominica, San Vicente y las Granadinas y Barbados registraron caídas.

A nivel regional, se confirma la desaceleración del dinamismo de la demanda interna, tanto del consumo (caída del consumo privado y expansión moderada del consumo público) como de la inversión. Por su parte, todos los países latinoamericanos tuvieron tasas de crecimiento positivas en el sector comercio, aunque inferiores a las del 2012, en el sector agropecuario se observo el mismo comportamiento, por la normalización de las condiciones climáticas, mientras que la evolución de los precios de exportación e importación se tradujo en una menor ganancia derivada de la variación de los términos de intercambio en 2013.

En promedio ponderado, la tasa de inflación regional acumulada en 12 meses a diciembre de 2013 se situó en 7.3%, en tanto que en 2012 había sido 5.6%, el alza de los precios de los alimentos contribuyó en mayor medida a este repunte. Por otro lado, durante el 2013 los mercados laborales reflejaron una caída de 0.1% de la tasa de ocupación urbana y una reducción  de la intensidad de inserción de la población en edad de trabajar, no obstante, la menor tasa de ocupación no generó un aumento de la tasa de desempleo.

Descargar aquí
Portada: 
Tema de investigación: 
Informes y estadísticas

Balance económico de América Latina y el Caribe 2012

Autor: 
Cuerpo: 

El siguiente informe actualiza las cifras e información entregadas en diciembre pasado en el reporte Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2012. Los países de la región crecerán en promedio 3,5% en 2013, gracias al dinamismo que mantendrá la demanda interna y el mejor desempeño de Argentina y Brasil en comparación con 2012. Paraguay liderará la expansión en 2013 con un crecimiento esperado del producto interno bruto (PIB) de 10%, seguido por Panamá (8,0%), Perú (6,0%) y Haití (6,0%). Bolivia, Chile y Nicaragua crecerán 5,0%, mientras que Colombia lo hará en 4,5% y Uruguay en 3,8%. México, con un crecimiento esperado de 3,5% en 2013 y las economías del Istmo Centroamericano, además de Cuba, Haití y República Dominicana (3,8%) se verían beneficiadas por un mayor dinamismo de Estados Unidos, a lo que se suma una mejoría del sector agrícola (especialmente en Cuba, Nicaragua y República Dominicana) y de la construcción (en Guatemala, Haití y Honduras).

Los países de América del Sur, que en general son más especializados en la producción y exportación de materias primas, crecerían en promedio 3,5% en 2013, gracias a la mantención del crecimiento de las economías asiáticas.

En el Caribe continuará la aceleración en el ritmo de crecimiento con un alza esperada de 2,0% como resultado del dinamismo de las economías más especializadas en la producción y exportación de materias primas (Guyana y Suriname, principalmente) y de la recuperación de los países más enfocados a la exportación de servicios de turismo producto de la mejor situación económica de Estados Unidos.

El informe agrega que la tasa de desempleo abierto urbano registró un nuevo descenso el año pasado, de 6,7% a 6,4%. Con ello, el desempleo alcanzó un nuevo nivel mínimo para las últimas dos décadas, reduciéndose el número absoluto de desempleados en 400.000. Sin embargo, alrededor de 15 millones de personas todavía están buscando empleo en las zonas urbanas de la región.

Descargar aquí
Portada: 
Tema de investigación: 
Informes y estadísticas