¿El fondo de la crisis en el horizonte?

Mar, 05/19/2009 - 17:22 -- Anónimo (no verificado)
Cuerpo: 

Alberto Graña, Obela 19-04-09   En verdad, la involución capitalista del libre mercado iniciada con los gobiernos conservadores de Reagan y Thatcher fue removiendo todo tipo de barreras al libre flujo de capitales entre las esferas de la producción, la circulación y el dinero. Durante el gobierno de Clinton se derogó la Ley Glass Steagall de 1933, último escollo entre la separación del capital bancario y el mercado de capitales[i]

No obstante el derribamiento de los distintos muros a la libre movilidad de los capitales (y de la construcción de otros muros a la libre circulación de las personas) y, de la mutación productiva del paradigma fordista a la especialización flexible, la tasa de rentabilidad de largo plazo del capital corporativo productivo ha continuado su descenso tendencial desde la segunda gran guerra mundial.

En este telón de fondo, la "magia del libre mercado", simbolizada por el inefable Alan  Greenspan pretendió una expansión económica  indefinida, basada en  la inversión y el sobreendeudamiento generalizado, orientada explícitamente a aumentar el consumo, e implícitamente a compensar la caída de la rentabilidad productiva. El patrón consumista funcionó paralelo a un sistema público-privado de generación de ganancias rentistas, cuya concepción de base es el riesgo moral, entendido éste como el aval del Estado, o la socialización de las perdidas, en caso de quiebra privada. Y de diversificación del riesgo de quiebra, entre el emisor de títulos (la banca) y el comprador de dichos títulos. Toda una ingeniería financiera.

Después del producido los atentado a las Torres gemelas y la crisis del dot.com, toma cuerpo un proceso expansivo global de desregulación, liberalización, privatización y titulación financiera. Según la NBER[ii] tal ciclo expansivo culminó  en diciembre del 2007. A partir de esta fecha, las mayores instituciones financieras norteamericanas pasan una dudosa prueba de stress para comprobar su solvencia y, las mayores economías industrializadas, se deslizan aceleradamente a la recesión con deflación.

Pero, además de aceleración de la caída del ingreso, el empleo y la producción, la singularidad ahora es de que se trata también de la confluencia de diversas crisis de carácter global: la crisis ambiental, agravada por el patrón de explotación de recursos naturales, industrialización y de consumo existentes; de la división internacional del trabajo y de la institucionalidad derivada de Bretton Woods. Y, no nos cabe duda que se  trata de una nueva crisis de la teoría convencional. (ver texto completo)


[i] Lo paradójico es que la Glass Steagall fue precisamente promulgada por el congreso después del crac del 29 y prohibía expresamente los prestamos bancarios para especular en bolsa precisamente el efecto de amplificador de la crisis financiera y que desemboco en la gran depresión (que puede ser atribuible a estupidez humana y-o a la lógica de la ganancia)

[ii] Buró nacional de investigación económica de los EEUU. NBER. National Bureau of Economic Research.