Inicio

Fecha: Lunes, Junio 19, 2017 - 19:23

El actual paso de subida de los tipos de interés de la Fed la hizo pasar de 1.00% a 1.25% 25 pbs los planes son que llegue alrededor del 3 por ciento. Algunos keynesianos de la Fed piensan que se debe esperar ya que el crecimiento no es fuerte como algunos piensan, y que cambiar el objetivo de 2% de inflación a 4% podría ser mejor.

Estos años de tasas de interés cercanas a cero han hecho que la deuda empresarial tanto en EE UU como en el mundo haya aumentado de manera significativa, y si a esto se le suma que uno de los motivos de poco crecimiento en el mundo es que la inversión privada ha caído, una subida de tipos seria el estrangulamiento del sector privado, así como una entrada a otra crisis. Además de que esta deuda no se ha utilizado totalmente en sectores productivos, sino que se ha utilizado en el sector financiero y de bienes raíces.

Fecha: Jueves, Junio 15, 2017 - 15:42

La junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal de EEUU concluyó este miércoles en aumentar 0.25 puntos base la tasa de interés. Quedando en un rango de 1-1.25%. Analistas e inversionistas prevén un incremento adicional para finales de año. Este es el segundo aumento en lo que va de 2017.

De acuerdo con la información recaba por parte del Comité Federal de Mercado Abierto el costo del dinero se incrementó, ya que el mercado de trabajo continúa fortaleciéndose y la actividad económica se recupera moderadamente. Dentro de las proyecciones de marzo para el mediano plazo, la variación real del PIB para 2017 es de 2.2%; la tasa de desempleo es de 4.3%, y la inflación de 1.6%.

Además, el Banco Central anunció una medida adicional de política monetaria “no convencional” y será la reducción de sus hojas de balance. A causa de la crisis financiera de 2008 la Fed implementó el Quantitative Easing (QE) que llevó a la compra de bonos gubernamentales por parte del banco central que poseían las instituciones financieras, con el objetivo de inyectar liquidez al sistema. Ahora invierte el proceso y se va a deshacer de papel gubernamental en el mediano plazo y de forma gradual.

Páginas

BRICS: atando cabos frente al dólar

Resumen:

Bajo la convocatoria del G-20, que integra a las diecinueve economías más grandes junto con el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial; el BRICS (acrónimo formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se reunió a inicios de septiembre en San Petersburgo y coincidió en la urgencia de concretar la implementación de un “Acuerdo de Contingencia de Reservas” (CRA, por sus siglas en inglés) toda vez que sus monedas se han depreciado drásticamente frente al dólar.[3].

De enero a agosto el real de Brasil se depreció 17.4%; el rublo de Rusia 8.4%; la rupia de India 17.2%; y el rand de Sudáfrica 20 por ciento. La excepción es el yuan (reminbi) de China, con una ligera apreciación de 2.40% durante el mismo periodo.[4] La depreciación de las monedas se produce por efecto del alza de las tasas de interés de largo plazo en Estados Unidos a causa del ultimátum indefinido de la Reserva Federal (Fed) de abandonar su programa de estímulos monetarios por 85,000 millones de dólares (mdd) al mes.[5]

¿Detroit pone en jaque a Alemania?

Resumen:

Las bancarrotas municipales en Estados Unidos tienen tras de sí la experiencia traumática de la crisis fiscal de Nueva York en la década de los setenta. Liderada por Walter Wriston al frente de Citibank, la «Gran Banca» gestionó la quiebra de la Gran Manzana y demostró que los intereses de las instituciones financieras priman sobre el bienestar de los ciudadanos.[3] El costo de la quiebra fue el desmontaje del mecanismo municipal de apoyo social diseñado en los años treinta.

Ahora en pleno siglo XXI, aparece una nueva quiebra municipal en Detroit. Fundada en 1701, ubicada en el estado de Michigan y con una superficie de 370 kilómetros cuadrados, la ciudad se declaró técnicamente en bancarrota el 18 de julio con una deuda de 18,500 millones de dólares (mdd). La mayor quiebra registrada en Estados Unidos luego del default de Jefferson County en el estado de Alabama en 2011 por 4,200 mdd.[4]

Páginas