Inicio

Fecha: Martes, Mayo 2, 2017 - 16:49

Trump llegó al poder sin propuesta de ley en materia fiscal ni un plan detallado de su impacto sobre la economía y los ingresos. Sin embargo, para destacar que él cumple sus promesas, su administración presentó lo que denominó “la mayor reforma fiscal de la historia”.

Esta reforma tiene como medida clave la reducción del 35% al 15% del impuesto a las empresas, rebaja la carga de los más ricos del 39% al 35%, reducción los tramos fiscales del IRPF a 3, desaparición del impuesto de sucesiones, fomento de la repatriación de capital y desaparición de las deducciones del impuesto a la renta.

El recorte implica, según la Tax Foundation, que el Estado deje de recaudar dos billones de dólares en 10 años. No obstante, para compensar esta medida, se requiere un crecimiento sostenido del PIB del 5%. El autor concluye que esta reforma evidencia la benevolencia de Trump con la empresa privada y la distancia con los problemas sociales.

Fecha: Lunes, Mayo 1, 2017 - 13:55

Y en el día 102 de la presidencia de Donald Trump, las cosas comienzan a cambiar. Esta mañana en una entrevista realizada por Bloomberg, el mandatario estadounidense dijo que estaría dispuesto a revivir de la tumba la ley Glass-Steagall. Esta ley en su momento separó a los bancos comerciales y a los bancos de inversión, pero en la era de la desregulación financiera fue derogada en 1999.

Esta ley daría un gran golpe a los grandes bancos de Wall Street. Después del anuncio, el índice bancario KBW se desplomó 1 por ciento, minutos más tarde se recuperó. Los principales bancos que se desmayaron ante la noticia fue JP Morgan Chase & Co. y Bank of America Corp.

Además, dijo que estaría dispuesto a reunirse con el líder norcoreano Kim Jong Un, y aumentar los impuestos al gas, para financiar la construcción de infraestructura.

Páginas

Ecuador regresa al financiamiento externo

Resumen:

Los cambios en la economía internacional están afectando a las economías latinoamericanas que se pensaban más allá de las restricciones externas habituales al crecimiento. Quizás el más visiblemente afectado esté siendo por el momento Ecuador que había confiado su destino petrolero, y de balanza de pagos, a Venezuela y PDVSA con una refinería en Manta efectuada entre ambos. Esta llegó a ser anunciada en el 2008 por los presidentes de ambos países, inclusive. En el 2014 sabemos que la Refinería del Pacifico en Manta será construida con dinero del gobierno de China y en sociedad con PetroChina. Las razones por las que Venezuela no haya cumplir con su parte del trato quizás tenga que ver con los precios del petróleo, que no mantuvieron la trayectoria esperada por la introducción del shale oil.

De otro lado la apuesta ecuatoriana fue que el Banco del Sur iba a crearse y que ellos serían actores importantes dentro del mismo. Ahora se sabe que la que salió fortalecida fue la Corporación Andina de Fomento (CAF) que para Ecuador es la principal fuente de financiamiento externo después de haberse distanciado el país en términos políticos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y en términos drásticos de los mercados financieros internacionales tras declarar que el íntegro de su deuda externa era ilegítimo excepto unos bonos globales. También se distanció del BNDES de Brasil por un problema en una obra y el país llevó el caso a las cortes de París. Esos actos han dejado al gobierno en manos y con las condiciones que quieran prestarle.

La impresión que comienza a salir de Ecuador es que los costos internacionales de sus políticas están llegando y los nuevos acreedores chinos están poniendo las condiciones del juego. A esta se van a sumar las condiciones del Banco y luego sin duda las del Fondo. Es poco pensable que el país haga una emisión internacional de bonos sin garantía, aunque sea de 350 millones de dólares en realidad, sin el aval de alguien y sin un margen de riesgo muy alto. Esa es la única explicación para la operación del oro. Mientras el fondo de contingencia de los BRICs no se firme y se arme el observatorio económico del mismo para seguir y respaldar a las economías emergentes, es poco probable que haya otro actor que no sea el mismo FMI el que dé estos avales. Si el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) fuese mucho más potente y expresión real de la potencia de América del Sur, al menos, quizás podría ser el aval de estas emisiones. Pero no lo es y la reforma de la arquitectura financiera de América del Sur ha quedado frenada por vez enésima desde inicios del siglo XIX. La política económica internacional de Ecuador parece haber dado un giro sustantivo de su punto de partida y estar recorriendo el país en este campo un camino distinto del previsto.

El segundo Bacheletismo: condiciones y expectativas

Resumen:

El 11 de marzo de 2014, Michelle Bachelet tomó posesión de la Presidencia de Chile por segunda vez. Se une así a la lista de mujeres mandatarias en América Latina, la región que concentra la mayor cantidad de mujeres en las jefaturas de Estado de sus países, indicando quizás una modernización social.

Chile quisiera consolidarse como “país puente” entre el Atlántico Sur y Asia Pacífico, ser el mediador y promotor de las relaciones entre América Latina y los países del sudeste asiático. En 2012 tuvo el intercambio comercial con las economías de la APEC sumó 96,400 mdd. De otro lado, 58.3% de la inversión extranjera hacia Chile proviene de las economías de la APEC, en contra partida, 26.8% de la inversión chilena se dirige hacia estos países (Véase Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales, marzo 2014), aunque están centradas en el Perú y Colombia.

 

Páginas