TPP

La integración económica después del TPP

Mié, 01/11/2017 - 10:02 -- jzaldivar

Los fenómenos Brexit y Trump, sumados a la reacción de China, modificarán los esquemas de integración económica diseñados bajo el mantra de la globalización. Tras varios años de negociaciones, Estados Unidos promovió el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) y el Acuerdo Trasatlántico de Comercio e Inversión (TTIP). Sin embargo el presidente electo Donald Trump lo rechazó el 24 de noviembre del 2016.

Por otro lado China comenzó a negociar dos grandes acuerdos comerciales como respuesta al TPP. Los acuerdos que se promovieron en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) fue una Asociación Económica Global Regional (RCEP) y un Área de Libre Comercio de Asia Pacífico (FTAAP), este último sería el mayor de los acuerdos plurilaterales en marcha.

De aprobarse el FTAAP con 21 países miembros, se daría una mayor integración comercial entre los países de la APEC. Para Estados Unidos el FTAAP representa no sólo una pérdida de influencia en el Pacifico sino que tiene efectos devastadores en su economía, tal como lo que está pasando a Gran Bretaña con el Brexit.

Palabras clave: 

Apuntes sobre la desglobalización, el Brexit, y Trump

Sáb, 12/17/2016 - 00:02 -- jzaldivar

"El resultado de las elecciones en Estados Unidos, junto con la internacionalización del rebautizado populismo de derechas en Europa y América Latina, abren un escenario económico poco claro. Las respuestas parecen contrarias a las que anteriores administraciones dieron frente a los problemas del crecimiento y el comercio internacional, sobre todo las relativas a la regionalización, cooperación y aperturas comerciales. La cancelación del TPP, el Brexit, y el reposicionamiento chino en el la región asiática revelan un cambio en el rumbo del mercado y la economía global."

Palabras clave: 

El TPP podría ir adelante sin los Estados Unidos.

Jue, 11/24/2016 - 14:05 -- jzaldivar

La elección de Donald Trump ha cerrado la puerta a la consideración del Tratado Transpacífico (TPP) durante la sesión saliente del Congreso de este año.

¿Cuál es el futuro del TPP? Lo más probable es que Trump simplemente no lo implemente. Pero hay otros 11 firmantes del TPP, y no pueden seguir el ejemplo de los Estados Unidos. Razón por la cual cada uno de ellos estuvo de acuerdo en las obligaciones del TPP, que requieren cambios sustanciales en sus políticas económicas.

Los Estados Unidos no se comprometieron a cambios sustanciales en las políticas existentes, sino que lograron el acuerdo con otros 11 países para mejorar el acceso a sus mercados para los exportadores e inversionistas estadounidenses.

Hasta que los Estados Unidos se unan al partido, las empresas, los trabajadores y los agricultores estadounidenses no serían elegibles para las preferencias arancelarias de TPP y otros beneficios en esos mercados, y la competitividad de los Estados Unidos frente a los agricultores, las empresas y los proveedores de servicios.

Palabras clave: 

¿El TTP esta haciendo que Estados Unidos sea un hegemón menos benigno?

Lun, 09/26/2016 - 16:01 -- resqueda

Los Estados Unidos pueden estar a punto de alejarse de su acuerdo comercial, el TPP, en este tratado no se ofreció a abrir su mercado en comparación a las concesiones que dan los demás países. De acuerdo con la Comisión de Comercio Internacional Estados Unidos (CCI), para el año 2032 el TPP podría impulsar las importaciones de Estados Unidos por un insignificante 0,2 por ciento del PIB, cabe resaltar que el capítulo de inversiones del TPP representa en un 80% de particular interés para los Estados Unidos. Después de años de arduas negociaciones, los líderes republicanos en el Congreso están presionando para reabrir cuestiones ya resueltas, en gran parte para complacer a los grupos de intereses especiales, tales como las empresas farmacéuticas y de tabaco.

Para los negociadores estadounidenses el TPP es incapaz de comandar el amplio vacío político y para sus aliados en el extranjero Estados Unidos ahora parece tanto menos benigno y menos hegemónico. Sí bien, la esencia del libre comercio es que las naciones abran sus mercados internos a fin de ampliar su propio acceso a los mercados extranjeros, Estados Unidos se centró en la apertura sólo una pequeña porción de su mercado, incluso, se espera que sus socios comerciales abran sus mercados más que Estados Unidos, así como a adoptar posiciones en temas como la inversión extranjera directa y los derechos de propiedad intelectual.

Recientemente, los “campeones” del TPP han comenzado a argumentar que la falta de ratificación del acuerdo perjudicará a la fe en la capacidad de Washington para mantener sus promesas, lo que debilita la influencia de Estados Unidos en el Pacífico y crear un vacío que China va a estar muy dispuesto a llenar.

Palabras clave: 
Autor: 

El TTP y sus consecuencias para Brasil: una primera aproximación

Jue, 09/22/2016 - 13:10 -- resqueda

Los efectos del TTP en Brasil podrían afectar la competitividad de las exportaciones brasileñas de los países miembros de este acuerdo, sobre todo en la compatibilidad con las normas de la OMC y en las negociaciones de Brasil. La firma del TPP, por supuesto, plantea preguntas sobre la participación de Brasil en el comercio internacional y las posibles pérdidas.

En la industria, la mayoría de los aranceles de importación de los países miembros del TTP han sido aplicados, esto se traduce en una desviación del comercio baja. En la agricultura se puede esperar un cambio significativo del comercio, por ejemplo, debido al aumento de la cuota de importación azúcar preferencial de Australia por los Estados Unidos o reducciones arancelario para los productos agrícolas en Japón. Sin embargo, estas implicaciones son sólo potenciales, ya que muchos de los mercados en cuestión no se abrirán a los productos brasileños por las normativas de la salud y la protección de las plantas.

La Embajada de Brasil hizo una evaluación preliminar impactos potenciales del TPP para el comercio entre Brasil y la Estados Unidos, en general, cualquiera de las exportaciones brasileñas a los Estados Unidos podría ser reemplazada por productos japoneses (por ejemplo, piezas de automóviles), vietnamita (por ejemplo, los zapatos) u originarios otros países firmantes autorizado a acceder al mercado de Estados Unidos. Las exportaciones brasileñas a los Estados Unidos que son capaces de competir con otras exportaciones de países firmantes del TPP son: caucho, trajes de baño y Bikinis, alimentos preparados o carne, miel.

En el ámbito regional, tres países latinoamericanos (Chile, Perú y México) participan en el TPP y Colombia expresó su interés Preliminar en unirse, aumentar la competencia de productos de otros socios en el TPP con los productos Brasileños muestra una erosión en las preferencias de Brasil debido a sus acuerdos con el Mercosur. Por lo tanto, se puede esperar un impacto real negativo, sin embargo propósito comercial del TPP es limitado en Brasil.

Palabras clave: 

Superando la venenosa política de proteccionismo

Lun, 08/01/2016 - 12:03 -- resqueda

De acuerdo con la visión económica convencional, el libre comercio es bueno - por lo que el más libre es el mejor. Después de todo, la liberalización del comercio en las últimas décadas ha aumentado claramente el crecimiento económico en los países desarrollados y en desarrollo por igual. Sin embargo Barry Eichengreen menciona: "Una cosa es cierta ahora acerca de la próxima elección presidencial en Estados Unidos: el próximo presidente no va a ser un comerciante libre comprometida”.

Muchos creen que el beneficio fundamental del comercio internacional es innegable. Laura Tyson y Sarah Lund del McKinsey Global Institute mencionan que la interconexión fomenta el crecimiento a través de las ganancias de productividad derivadas de la especialización, la competencia y la innovación. Michael J. Boskin cita la teoría de la ventaja comparativa de David Ricardo para defender el TPP. Jeffrey Frankel, de Harvard observa una brecha en la productividad un 18% entre los fabricantes estadounidenses que exportan y los que no lo hacen. En la misma línea Koichi Hamada de Yale, un asesor económico especial para el primer ministro de Japón, sostiene que "el aumento del comercio y las corrientes de inversión provocada por la ratificación e implementación del TPP se beneficiará incluso a los países que deben hacer sacrificios más grandes”. El Instituto Peterson de Economía Internacional ha estimado que el TPP podría impulsar las economías de los países participantes en un 1,1% en 2030, y la economía estadounidense en un 0,5%.

Trump y otros proteccionistas a menudo argumentan que la falla en el comercio sin restricciones es que algunos países, en particular China, mantienen sus monedas subvaluadas artificialmente. Simon Johnson, ex economista jefe del FMI  e investigador del Instituto Peterson cita el daño a la manufactura y el empleo de Estados Unidos porque las monedas de China y Japón están infravaloradas, con el argumento de que los miembros del TPP "deben comprometerse a no ejecutar grandes superávit por cuenta corriente y se acumulan el exceso de reservas de divisas".

A lo anterior, Stephen Roach de Yale responde que China hace tiempo que dejó activos compra de dólares para mantener bajos su moneda, y que su superávit en cuenta corriente se ha reducido de manera constante. El déficit comercial de Estados Unidos, según él, refleja los ahorros inadecuados, no manipulación de la moneda china, como lo demuestra el hecho de que Estados Unidos tenga déficits bilaterales con la mayoría de sus socios comerciales. Kemal Dervis, de Brookings Institution reconoce que la manipulación de divisas puede ser un problema; pero argumenta que los acuerdos comerciales no son el foro adecuado para resolverlo, debido a la dificultad de determinar lo que realmente constituye la manipulación.

Con respecto al TTP, los beneficios económicos proyectados por el Instituto Peterson y otros son relativamente pequeños - y pueden en realidad no se materialicen. Según el estudio de Jomo Kwame Sundaram de Naciones Unidas el TPP añadiría sólo el 0,15% del PIB de Estados Unidos en 2032, y aumentar los ingresos mediante una mera 0,23%. Incluso muchos defensores de la liberalización del comercio son muy escépticos de acuerdos como el TPP y el TTIP. Pascal Lamy, un ex director general de la OMC, se lamenta la tendencia hacia los acuerdos regionales: “la liberalización del comercio multilateral, explica, ha ayudado a reducir la brecha global en el nivel de vida ".

Stiglitz y Adam S. Hersh del Instituto Roosevelt sostienen que la solución de controversias inversionista-Estado (ISDS) dispuesto dentro del TPP podría permitir a los inversores extranjeros de participar en el arbitraje privado contra un gobierno si las nuevas regulaciones para proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos reducen sus beneficios esperados. Las preocupaciones acerca de la manipulación monetaria, derechos de los trabajadores, las normas ambientales, y muchos otros asuntos son un temor generalizado de que la retórica ricardiana puede servir como inicio para la búsqueda de intereses particulares, ya sean de los Estados-nación o de las empresas multinacionales.

Palabras clave: 

El silencio tras el Brexit

Lun, 07/25/2016 - 14:20 -- resqueda

Los medios de comunicación norteamericanos han dado al voto británico contra la permanencia en la UE una cobertura cual si se tratara de populismo “trumpista”, un inarticulado sufragio derechista nacido de la ignorancia de quienes han sido dejados atrás por la política neoliberal de crecimiento económico. Lo que queda fuera de esa narrativa es que hay una buena razón para oponerse a la pertenencia a la UE. La capta bien la consigna de Nigel Farage: “Recuperemos el control”.

La cuestión es: ¿a quién hay que arrebatarle el control para recuperarlo? No sólo a los “burócratas”, sino también a las normas pro-bancos y anti-trabajo incorporadas en los tratados de Lisboa y de Masstricht que configuran la Eurozona.

El problema real no es sólo que los burócratas hagan las leyes, sino la clase de leyes que hacen: austeridad pro-banca y anti-trabajo. A los gobiernos nacionales se les ha arrebatado la política fiscal y de gasto público para dejarla en manos de las entidades bancarias. Lo que solía ser la izquierda socialista se ha mantenido en silencio ante el hecho de que hay muy buenas razones para que la gente diga que este no es el tipo de Europa de la que quieren formar parte. Se está convirtiendo en zona yerma. Y no puede ser “democratizada”, a menos que se cambien los tratados de Lisboa y de Maastricht en los que se funda y a menos que se elimine la oposición de Alemania a un gasto público que sería la única posibilidad de recuperación para España, Italia, Portugal o Grecia.

Palabras clave: 

Del Multilaterismo al Neoregionalismo

Sáb, 07/23/2016 - 17:53 -- resqueda

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) se trata del tratado comercial plurilateral más grande, incluye a Estados Unidos, Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, quienes en total suman cerca del 40% de la economía global. De esto, Japón y Norte América suman las cuatro quintas partes.

No es el tamaño del acuerdo ni su concentración lo que sorprende, sino la forma en la que se han llevado a cabo las negociaciones y los alcances que podría tener. En general si hay algo que esconder es una mala señal en los tiempos de la transparencia. En términos comerciales de bienes no ofrece nada nuevo y poco adicional dado que existen TLC entre casi todos los 12 países miembros y entre estos y Estados Unidos con pocas excepciones como Australia y Nueva Zelandia.

Desde su creación las negociaciones se llevaron a cabo en secreto y ahora que poco a poco va saliendo a la luz puede observarse distintos ángulos que dicho tratado trae consigo. Los derechos de propiedad intelectual, las patentes de medicinas, la posibilidad de que las empresas demanden a los gobiernos, así como menores requisitos a las normas de origen, son temas que generan mucha inquietud. Igualmente merecen atención los capítulos 9 y 11 sobre inversiones y servicios financieros.

Médicos sin Fronteras alertó que el TPP extenderá el periodo de vigencia de las patentes más allá de los 20 años previstos actualmente, con lo que se retrasa o bloquea la disponibilidad de medicamentos genéricos. El endurecimiento en los temas de propiedad intelectual afecta además el acceso a música, películas, libros y materiales y hace que el conocimiento en general se mantenga mucho más difícil y costoso dificultando así el desarrollo de las economías emergentes.

El TPP también pone en riesgo la soberanía de los países. Un documento revelado por WikiLeaks hace unos años muestra que el TPP permitirá a las grandes empresas demandar a los gobiernos y solicitar millonarias indemnizaciones a cuenta de los contribuyentes cuando sus intereses o ganancias se vean afectados por regulaciones internas.

En cuestiones laborales el TTP obliga a los estados miembros a modificar sus legislaciones laborales, para garantizar una mayor explotación de la fuerza de trabajo; esto no sólo tiene consecuencias para los países económicamente dependientes, también para la clase obrera norteamericana, que tendrá como presión el traslado de sus fuentes de empleo a otros países, y con ello la disminución de sus respectivos salarios y la pérdida de empleos. El beneficio para los otros once es la generación de empleo que ahora carece de derechos tras las reformas laborales que disolvieron los sindicatos, al menos en América Latina.

El TPP al mismo tiempo representa una maniobra geopolítica encabezada por Estados Unidos para influir en la Cuenca del Pacifico que ha sido dominada por China en los últimos años. Al mismo tiempo busca destruir aquellas integraciones regionales sudamericanas que dejen fuera a Estados Unidos, tal es el caso del MERCOSUR en Sudamérica.

¿Cuál es el problema con el proteccionismo?

Vie, 07/22/2016 - 15:34 -- resqueda

Algo está claro acerca de la siguiente elección presidencial en Estados Unidos, el siguiente presidente no estará comprometido con el libre mercado. La presumible candidata Demócrata, Hillary Clinton, tibiamente apoya el libre comercio y el Tratado Transpacífico (TPP) en particular. Su contraparte Republicana, Donald Trump, es francamente hostil a los acuerdos comerciales que lanzarían apertura de los mercados de Estados Unidos. Rompiendo con la tradición de los modelos Republicanos, Trump propone imponer 35% de arancel a autopartes y automóviles producidas en las plantas de Ford en México y 45% a las exportaciones de China.

Los economistas unánimemente argumentan los efectos macroeconómicos del plan de Trump y puede ser desastroso. El repudio del libre mercado puede devastar la confianza y bajar la inversión. Otros países tomarían represalias mediante la imposición de aranceles, disminuyendo las exportaciones estadounidenses. Las consecuencias se parecerían a las Tarifas Smoot-Hawley de los años 1930 en Estados Unidos.

Evaluando el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP)

Jue, 03/31/2016 - 14:46 -- jaluna

El 4 de febrero de 2016, los Estados Unidos y otros 11 países firmaron el Acuerdo de Asociación Transpacífico ( TPP ), una ambicioso acuerdo que no sólo reduce las barreras al comercio y la inversión en bienes y servicios, sino también cambia las normas comerciales de productos artesanales, establece cambios importantes en ámbitos como los derechos de propiedad intelectual ( DPI) , las empresas estatales , el comercio digital, mano de obra , y el medio ambiente.

Ahora, con el acuerdo firmado, el gobierno de Obama y el Congreso deben trabajar juntos para redactar la legislación de aplicación y resolver las cuestiones pendientes, que pueden encerrar el apoyo bipartidista para el acuerdo. Compromisos relacionados con derechos de propiedad intelectual, la mano de obra, y la moneda se encuentran entre los más temas polémicos.

Para aclarar y analizar los elementos complicados del tratado, el Peterson Institute for International Economics ha llevado a cabo una evaluación ambiciosa de sus principales problemas y los resultados se muestran en una serie de publicaciones que dejamos a su disposición. El primer volumen aborda los problemas sectoriales y el acceso al mercado y el segundo las Innovaciones en las reglas comerciales.

Páginas

Suscribirse a RSS - TPP